Feb 162008
 

 

Mi intención con esta carta no es otra que la de advertir a otros traders sobre el problema que tuve para que, en la medida de lo posible, lo puedan evitar en el futuro.

El pasado 10 de diciembre de 2007 perdí 4.200€ por un mal funcionamiento de la TWS de Interactive Brokers. Resumiendo mucho diré que tenía una posición abierta en contratos de derivados. Dicha posición estaba cubierta con sendas órdenes de stop loss y objetivos de beneficio. Como debe ser. Estas órdenes estaban vinculadas entre si de manera que, al ejecutarse una, se cancelen las otras. Es una operativa comúnmente utilizada y que suele funcionar bien.

Y digo suele porque en este caso no fue así. Por motivos que ahora no vienen al caso, dos de las tres órdenes asociadas (había también un stop de seguimiento) coincidieron en el precio de ejecución.

IB no cumplió su compromiso de cancelar una orden al ejecutarse otra asociada. Así, se ejecutaron dos de las órdenes (cuando solo se debería haber ejecutado una), dejando abierta una posición en el mercado.

Obviamente yo no esperaba este comportamiento y, por lo tanto, no me percaté de este hecho hasta que ya el daño estaba hecho. Cuando cerré la posición había perdido ya 4200€.

Naturalmente reclamé por escrito a IB durante casi 1 mes. Llegué hasta el máximo nivel que me permitieron llegar. La persona que tomó la decisión final se llama Christopher Cannatello.

Aludiendo a que esta funcionalidad está “no garantizada” me denegaron la compensación de la operación. Y eso que soy cliente de IB desde el año 2004. No se cuantos miles de euros les habré dejado en comisiones. Ni calcularlo quiero. Pero parece que no atienden a este tipo de razones.

Así pues, vigilen de cerca sus operaciones cuando operen con IB. No se fien del funcionamiento previsto de la TWS. Casi siempre funciona. Pero cuando no funciona es imposible que nadie se haga cargo de ello.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: